Nadie en casa

Tareas domésticas

I
Con qué cuidado
y doméstico afán, entre el alba y la ducha,
meticulosamente aceitamos los goznes,
a los grilletes les damos brillo, nos aseguramos
que aprieten las cadenas - por si acaso -
que no hagan ruido
sus eslabones. (Se molesta el prójimo).
Con qué aire laborioso
sontreímos a la mañana urgente y caminamos.